Cambio radical: la estética como efecto de conjunto

Hoy en día la estética es un condicionamiento social muy importante. En revistas, televisión, cine, publicidad… podemos ver como se prioriza la estética en general: pelo, estado físico, ojos, ropa y, sin duda, dientes.

Cuando hablamos con otra persona, nuestro interlocutor centrara su mirada en nuestros ojos y boca. Nuestra dentadura es nuestra tarjeta de presentación delante de otras personas.

En televisión, revistas… vemos sonrisas perfectas que lucen dientes blancos, tan blancos que tienen reflejos azulados. Incluso existen programas de televisión en los cuales, quien no está satisfecho con su aspecto es atendido por profesionales de la estética (cirujanos plásticos, odontólogos, esteticistas… que dan un giro de 360º a su vida con un cambio radical.

Pero no es necesario esperar a acudir a un programa de televisión para tomar esta decisión. Hoy en día, mediante la tecnología moderna, los avances más actuales de técnicas indoloras y atraumáticas y los tratamientos más sofisticados, podemos ofrecer esta sonrisa de artista de cine con la que siempre ha soñado.

Cuando la forma y posición de los dientes es correcta y el problema está en una coloración oscura, mediante la aplicación de luz y calor durante un tiempo determinado, se pueden emblanquecer los dientes. Si los dientes están demasiado separados, tienen una coloración muy oscura, grandes caries, fracturas, un desgaste muy pronunciado o bien faltan algunas piezas, podemos rehabilitarle la boca para recuperar una adecuada función y una buena estética. Sonría sin compromisos. No se arrepentirá.

Comments are closed.