Implantología con cirugía atraumática: al alcance de todo el mundo

Para poder colocar implantes dentales convencionales (o de carga diferida) después de un exhaustivo estudio radiográfico y clínico del caso, se debe hacer una cirugía que consiste en cortar la encía con bisturí, separarla del hueso, perforar el hueso, colocar los implantes dentro del maxilar, errar la encía mediante puntos de sutura y esperar entre cuatro y seis meses a que se unan al hueso (osteointegración).

Como en toda cirugía, el postoperatorio puedo ser más o menos molesto según la cantidad de implantes a colocar, la zona donde se coloquen y el estado general de salud del paciente. Los puntos se retiran al cabo de diez o quince días después de la cirugía. Los quince días posteriores a la colocación de este tipo de implantes el paciente debe hacer una dieta blanda. Pasados los seis meses se debe volver a abrir la encía para colocar los aditamentos que se unirán a los implantes para poder recibir la prótesis planificada para cada caso. En total, estamos hablando de unos ocho meses aproximadamente desde que se colocan los implantes dentales hasta que se carga la prótesis encima.

Hay pacientes que por su edad o estado de salud general, no quieren o pueden someterse a cirugías de este tipo y pasar después por un postoperatorio largo e incómodo. Suelen ser personas que toman diversos medicamentos para tratamientos crónicos, que necesitan una solución rápida, efectiva, sin esperas y con el mínimo trauma quirúrgico. ¡Hoy en día esto es posible!

La implantología de carga inmediata permite la colocación de implantes mono bloque de conexión tipo O’ring. Estos implantes se colocan sin necesidad de abrir la encía con bisturí y, desde el momento de la colocación pueden sujetar de forma estable una dentadura postiza y dar seguridad al paciente en sus relaciones sociales, una correcta masticación, una mejor fonación y la estética de una sonrisa agradable.

Pero deben presentarse ciertas condiciones idóneas para poder aplicar la carga inmediata (correcto nivel del hueso en ancho y largo, adecuada densidad ósea, oclusión funcional efectiva, buen estado de salud en general…)

En caso que no se pueda resolver mediante la técnica de carga inmediata, se puede optar por la colocación de implantes dentales de carga diferida o convencionales, con los que se pueden obtener excelentes resultados funcionales y estéticos.

Si cree que puede beneficiarse con la implantología de carga inmediata, consúltenos sin compromiso, puede ganar mucho en calidad de vida.

Comments are closed.